Estrategia en las apuestas deportivas

Esta es una recopilación de nuestras guías de estrategia para apuestas en vivo y apuestas deportivas en general. Solo esta página contiene más de 2500 palabras de información. Además, tenemos otros artículos que explican diferentes conceptos relacionados con la estrategia. Después de leer todo esto, deberías de ir bien encaminado para convertirte en un brillante apostador durante los partidos (y apostador deportivo ganador en general).

Tipos de apuestas

Las casas de apuestas deportivas ofrecen diferentes tipos de apuestas, algunas de las cuales (o muchas) quizá no entiendas de inmediato. Vamos a examinar los tres tipos más habituales de apuestas básicas: el diferencial de puntos (spread), línea y mayor/menor. Veamos cómo funciona cada uno de estos tipos de apuestas (también hemos escrito guías independientes de cada uno de ellos):

Diferencial de puntos (spread)

La apuesta spread es quizás la más conocida de todas. También denominada «apuesta de diferencial de puntos», se paga 1,00:1,10, lo que significa que recuperas tu apuesta original de 1,10 € más 1,00 € si ganas. Aunque mucha gente afirma que las spreads pagan cuotas iguales, 1:1, no es así. Esto se debe a que con cada apuesta spread debes pagar una comisión (también conocida como margen), que suele ser del 10 % de la apuesta. Cuando haces una apuesta de 10 €, realmente pagas 11 €, con un euro de más como comisión. Si ganas, recibes 11 € y 10 € más, es decir, un total de 21 €. Si fuera una apuesta realmente equilibrada, obtendrías 11 € más 11 €; un total de 22 €. El término «diferencial de puntos» se refiere al hecho de que en cada partido, en lo que afecta a los apostantes, se nivela la calidad de los equipos otorgando puntos a los supuestos perdedores y restándoselos a los favoritos. Una apuesta spread típica tendría este aspecto.

New England Patriots -7 ½ Cleveland Browns +7 ½

Las apuestas se indican con el visitante primero y el equipo local después. En nuestro ejemplo, los Patriots visitantes se ven favorecidos por siete puntos y medio. Eso significa que si apuestas por ellos, deben ganar el partido al menos por ocho puntos para que te paguen. Los Browns, que son el equipo local, reciben en cambio puntos porque son los más débiles, de modo que si apuestas por ellos y consiguen ganar, o incluso si pierden por menos de ocho puntos, tú ganas. Con este diferencial de puntos, los corredores de apuestas intentan nivelar las probabilidades del posible ganador, así como repartir las apuestas entre ambos equipos.

Línea

De los tres tipos diferentes de apuestas, las tradicionales de línea puede que sean las más sencillas, dado que se paga la apuesta por el que resulte directamente vencedor. Los corredores de apuestas suelen establecer sus cuotas para la línea de manera que reciban apuestas uniformemente para ambos lados: Una línea tendrá este aspecto:

New England Patriots -150 Cleveland Browns +160

En este caso, los Patriots son una vez más el club favorito. El equipo que se considera con más probabilidades de ganar aparece en negativo. Ofrecer a los Patriots a -150 significa que para ganar 100 € debes apostar 150 €. Si ganas, recuperarás tu apuesta original de 150 € más 100 €. Los Browns, por el contrario, no son los favoritos, por lo que su línea tiene un signo más. Para un equipo indicado con un más, la apuesta unitaria es de 100 €. Por lo tanto, si apuestas 100 € a la victoria de los Cleveland Browns y ganan, recuperarás tu apuesta original más 160 €. Como ves, en el caso de las apuestas de línea, se pagará por el equipo que gane (sin que importe la diferencia de puntos). La forma que tienen los creadores de cuotas para nivelar las apuestas es que sea más lucrativo apostar por quienes supuestamente podrían perder, dado que pagan mucho más que por el favorito.

Mayor/menor

De los tres tipos considerados estándar en el ámbito de las apuestas deportivas, las de mayor/menor son las únicas que no se basan en que uno de los equipos gane, si bien es cierto que tienen dos características en común con las spread y las líneas. Es una apuesta única que se basa en el resultado general del partido. Las apuestas de mayor/menor se efectúan sobre la cantidad total de puntos anotados. Se asigna a cada partido un total de puntos y tú apuestas a si el resultado será mayor o menor que esa cantidad. Una apuesta de mayor/menor tendrá este aspecto:

New England Patriots 35 ½ mayor/menor Cleveland Browns

En nuestro ejemplo, si apuestas a menor y el total de puntos es igual o inferior a 35, ganarás. De forma similar, si apuestas a mayor y se anotan más de 35 puntos, tu apuesta es la ganadora. Generalmente, estas apuestas se pagan igual que las spread (1,00:1,10). Es importante darse cuenta de que, como sucede con los otros dos tipos de apuestas, la de mayor/menor se determina tras analizar el rendimiento reciente de ambos equipos, los jugadores de cada club, sus enfrentamientos previos y las estadísticas correspondientes.

Los creadores de cuotas no se sacan sus números de la manga (ni los de ningún tipo de apuesta, de hecho). Las cuotas y opciones están respaldadas por un profundo análisis.

Otros tipos de apuestas

Las casas de apuestas deportivas tienen muchos otros tipos de apuestas. En otro artículo examinaremos los más «exóticos». En la estrategia de apuestas deportivas, el término «exótico» se refiere a cualquier apuesta que no afecte a un solo partido o que no se base en el resultado de un partido. Estos tipos de apuestas son mucho más difíciles de ganar que las tres básicas que analizamos en este artículo.

La falacia del jugador

FalaciaLa falacia del jugador es la creencia de que todos los resultados se igualan y se ilustra mejor con el lanzamiento de una moneda. Se suele pensar que si lanzas una moneda un número determinado de veces, saldrán cara y cruz un mismo número de veces. En otras palabras, si lanzo una moneda cien veces, saldrán cincuenta caras y cincuenta cruces. Para nuestro ejemplo, digamos que tiramos la moneda cuarenta veces y salen treinta cruces y diez caras. Según la falacia del jugador, en algún momento el número de caras alcanzará al de cruces, pero esto no es necesariamente cierto. El hecho es que cada lanzamiento de la moneda es un hecho aleatorio en sí mismo y el resultado de cualquier lanzamiento es independiente de los demás. No hay ninguna razón por la que el número de caras y cruces haya de acabar igualándose. Cierto es que cada vez que lanzas la moneda hay unas probabilidades iguales de que salga cara o cruz, pero eso no implica que el resultado de caras y cruces se vaya a repetir el mismo número de veces. Simplemente significa que las probabilidades son iguales en cuanto al lado de la moneda que queda boca arriba al lanzarla. Podemos aplicar este mismo concepto a las apuestas deportivas. Cada partido al que apuestas es como un lanzamiento de la moneda. Tiene uno de dos resultados posibles (descartemos el empate para nuestro ejemplo) y el resultado del primer partido en el que apuestes no afecta para nada al resultado del segundo, y así sucesivamente. Quienes apuestan a los deportes creen a menudo que una serie de derrotas se verá compensada por una serie de victorias, lo cual no es cierto. Una serie de derrotas puede ir seguida de una, dos o incluso muchas victorias, pero también por más derrotas. Los resultados de tus apuestas no tienen nada que ver con las medias estadísticas o con la igualación de victorias y derrotas. Si así fuera, nadie ganaría ni perdería dinero en las apuestas deportivas. Todo el mundo acabaría con el mismo dinero con el que empezó, cosa que sabemos que no sucede. Hay personas que ganan más de lo que pierden y otras que pierden más de lo que ganan, mientras que también hay quien sale lo comido por lo servido.

Sumar pérdidas y ganancias

A medida que tus pérdidas y ganancias se van acumulando, debes realizar continuos ajustes mientras afinas tus habilidades para detectar buenas cuotas y utilizas varias herramientas para pronosticar sistemáticamente los ganadores. No confíes en el destino, la magia o un amuleto de la buena suerte para cambiar el rumbo si estás perdiendo. Reevalúa cómo realizas tus elecciones de una manera objetiva para ir por el buen camino. No caigas en la falacia del jugador como esperanza de salvación.

Cuántas apuestas hacer

Apuestas deportivasPor lo general, es buena idea ser bastante conservador con tu estrategia de apuestas en vivo. Te enfrentas a tantas opciones que fácilmente puedes someter tu cuenta bancaria, y tus nervios, a una gran tensión haciendo demasiadas apuestas al mismo tiempo. Sin embargo, parte de la emoción y la diversión de las apuestas deportivas en vivo reside en el hecho de que puedes apostar de muchas maneras durante el desarrollo de un evento deportivo. Así pues, ¿cuándo deberías hacer dos o cinco apuestas a la vez? Huelga decir que debes ir ganando antes de ampliar tus apuestas. Eso significa que debes haber duplicado tu inversión en el partido en el que estás apostando actualmente. Si comenzaste con 100 € a 10 € la unidad, ahora deberías tener 200 € a 10 € la unidad, lo que implica que has pasado de tener diez unidades a veinte. Vas a usar parte de esas diez unidades adicionales para ampliar el número de tus apuestas.

¿Cuántas unidades?

Aquí tienes una recomendación en cuanto al número de unidades que deberías usar dependiendo de cuánto hayas ganado. Nuevamente, ten en cuenta que comenzaste con 100 €.

Banco y ganancias Beneficio (Unidades) Unidades totales Unidades para la próxima apuesta
200 € 100 € (10) 20 2 unidades
250 € 150 € (15) 25 3 unidades
300 € 200 € (20) 30 4 unidades
400 € 300 € (30) 40 5 unidades
500 € 400 € (40) 50 6 unidades

Como puedes ver, el número de unidades que vas a apostar no aumenta simétricamente con tus ganancias. Hay un aumento adicional de una unidad en 250 € y luego un período en el que no se añaden unidades en los escalones de 350 € o 450 €. Esto se debe a que estás tratando de aprovechar las ganancias iniciales y luego conservar tus ganancias conforme van creciendo.

¿Cuántas apuestas?

A continuación te indicamos cómo deberías hacer tus apuestas según la cantidad de unidades que tienes que apostar:

Unidades Número de apuestas Tipos de apuestas
2 2 1 unidad cerca de cuotas iguales y 1 unidad +200-+400.
3 2 1 unidad cerca de iguales y 2 unidades +200-+400.
4 3 1 unidad iguales, 2 unidades +200-+400, 1 unidad +400/mayor.
5 3 2 unidades iguales, 2 unidades +200-+400, 1 unidad +400/mayor.
6 4 1 unidad iguales, 2 unidades +200-+400, 2 unidades +400/mayor, 1 unidad con cuotas muy altas (máximo riesgo)

Por cierto: detente una vez que pierdas el 50 % de tus ganancias y vuelve a apostar una sola unidad. Si tienes hasta diez unidades, te detendrías en cinco, si tienes quince, te detienes en ocho, etc. Una vez que acumulas ganancias al nivel anterior, puedes volver a apostar varias unidades.

Adaptación de estas pautas

Estas pautas se brindan en unidades de 10 y con un fondo de apuestas de 100 € porque esto te permite adaptarlas fácilmente cualquiera que sea tu fondo y cantidad de unidades. La mayoría de los apostadores usan unidades de 10 € porque son fáciles de manejar: te permiten calcular con comodidad las cuotas y las posibles pérdidas y ganancias. No olvides consultar estas pautas cuando ganes y desees ampliar el número de tus apuestas.

El atractivo de un gran pago

Cuando apueste a los deportes en vivo, dependiendo del deporte, ¡te pueden ofrecer seis o más apuestas distintas en la misma jugada! Y algunas de ellas se pagarán muy bien. No obstante, siempre es importante ser consciente de que la posibilidad de acertar muchas de esas apuestas es remota. Consideremos una apuesta deportiva en vivo muy atractiva que se te puede presentar al apostar en la NFL.

Pérdida de posesión en la NFL

La apuesta paralela sobre la pérdida de posesión del balón en la NFL es un buen ejemplo de una apuesta que se paga muy bien. A diferencia de muchas otras apuestas paralelas durante el partido que se sitúan entre +200 y +400, esta suele dar en torno a +1800. Si apuestas 100 € a que en la próxima jugada habrá una pérdida de posesión, ganarás 1800 €.

Estadísticas generales

En una temporada normal, se juegan 256 partidos, cada uno de los cuales tiene un promedio de 125 jugadas. Durante la temporada 2015 de la NFL hubo un total de 746 pérdidas de posesión. Eso significa una media de alrededor de 2,9 pérdidas de balón por partido, lo que supone unas 1,5 por equipo y partido. Así pues, de media, el 2,3 % de las jugadas dieron lugar a una pérdida de posesión. De ahí que esa apuesta paralela ofrezca pagos tan grandes.

Estadísticas particulares

EstrategiaVeamos algunas estadísticas particulares. En 2015, los Carolina Panthers tuvieron las mejores cifras de pérdidas de posesión, con un balance de +20 durante la temporada normal. El siguiente mejor equipo fue Kansas City Chiefs, con +14 durante la temporada normal. El peor equipo en cuanto a pérdidas de balón fue Dallas Cowboys, con un saldo de -22. Los Tennessee Titans fueron los únicos que sufrieron tantas pérdidas como los Cowboys, pero tuvieron un balance significativamente mejor (aunque también negativo) de -14. También podemos ver qué equipos participaron en la mayoría de las ganancias o pérdidas de balón. Los Denver Broncos tuvieron 27 ganancias y 31 pérdidas (58 en total), mientras que los Pittsburg Steelers obtuvieron 30 y cedieron 28 (58 en total). Si se enfrentaran esos dos equipos, cabría pensar que va a haber muchos cambios de posesión. Los Broncos y los Steelers estuvieron involucrados en aproximadamente 3,6 pérdidas de balón por partido. Así, un partido entre esos dos equipos da una media de 7,2 pérdidas de balón en total por partido en ataque y defensa, lo que es mucho más que la media de la NFL de 4,4 por partido . ¿Se trata de una buena apuesta? Solo alrededor del 6 % de las jugadas resultaría en un cambio de posesión, lo que significa unas siete u ocho jugadas: sigue sin ser una buena apuesta. Si deseas apostar, hazlo cuando las defensas parezcan ser capaces de abrumar al quarterback, causando suficiente confusión como para que pierda la pelota o la rife. De no ser así, déjalo. En vista de todo lo dicho, la apuesta paralela de pérdida de posesión en la NFL es una mala apuesta. Hazla rara vez, solo cuando realmente tengas dinero de sobra y si las estadísticas y la situación parecen estar a su favor.

Próxima lectura: Cómo funcionan las cuotas

Aprende más de estrategia